18 de noviembre de 2017

El peligroso espejismo del califato

El peligroso espejismo del califato
Al-Andalus, como tierra arrebatada al islam, resurge en el imaginario extremista
Abu Lais el Cordobés, terrorista del ISIS, asegura en que Al Andalus volverá a ser tierra de califato.

Abu Lais el Cordobés, terrorista del ISIS, asegura en que Al Andalus volverá a ser tierra de califato. EFE
Poco después de las once de la mañana del 13 de marzo de 2015, Eva, nombre ficticio con el que la sentencia de la Audiencia Nacional quiso preservar su identidad, inició una cadena de tuits de amenaza a España, a la que acusaba de haberse atrevido a conquistar tierra de musulmanes. En el hilo, sin duda apasionado, Eva dice lo siguiente: “Quizá en España no habéis escuchado sobre ataques yihadistas desde los ataques en los trenes de Madrid. Pero os juramos por Alá que pronto tendréis miedo hasta de pasear solos por vuestras callescomo dijo Alfonso [también nombre ficticio]. Así que dejaros [sic] de tonterías y más represión contra los musulmanes, porque al final los que perderéis sois vosotros. ¿Acaso creéis que hemos olvidado nuestro Andalus?”.

Eva es Soukaina Aboudrar, marroquí de 20 años detenida en Pájara (Fuerteventura) el 8 de diciembre de 2015 por sus vínculos con el Estado Islámico (ISIS, en sus siglas en inglés). El tal Alfonso es Marouan ben Nacer, marroquí de 33 años detenido en Mataró (Barcelona) el mismo día que la joven Aboudrar y por el mismo motivo. Los dos fueron condenados en julio a tres años de cárcel por integración en organización terrorista. Ambos formaron un entramado en Twitter en el que promocionaban al ISIS y en el que, además, marcaban un objetivo: el regreso de al-Andalus, en referencia al territorio de la península Ibérica bajo dominio árabe en la Edad Media. Un anhelo constante del yihadismo desde la primera mención a al-Andalus hecha por Osama bin Laden en 1994 hasta los atentados de Cataluña de agosto.

Aquella primera vez del jeque saudí era, aunque resulte paradójico, menos beligerante que cualquiera de los mensajes de Aboudrar. En otro tuit, del 12 de diciembre de 2014, dice: “El Estado Islámico permanece y se extiende desde al-Andalus. Estado Islámico. Permanece y se extenderá”. No lo dice la sentencia, pero si en algún momento hubo duda de la adhesión de esta joven marroquí al ISIS, ese mensaje la disipaba. Es lo que se denomina en árabe baqiya(permanencia), una de las cualidades que el grupo yihadista se arroga, tanto en sus medios como en los panfletos que reparte por el califato, hoy en horas bajas. Proclamas al margen, el caso de estos dos marroquíes —presos y condenados por la Audiencia— ejemplifica sin duda lo que aún hoy representa al-Andalus y España para el yihadismo. La pregunta es si esta obsesión supone una amenaza. “[Los yihadistas] no solo utilizan al-Andalus de un modo metafórico”, señala Manuel R. Torres, profesor de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla y experto en ciberseguridad y yihadismo, “es una meta de un horizonte muy lejano”. El razonamiento es lógico: el ISIS o Al Qaeda practican la violencia y usan esta referencia histórica para legitimarla. “Cualquier atentado en España”, prosigue Torres, autor del ensayo Al Andalus 2.0, “tiene un plus de legitimidad”.

Lo tuvieron sin duda los atentados que cometió la célula de Ripoll en Cataluña entre el 17 y 18 de agosto, que causaron la muerte de 15 personas. Cinco días después, tras varios comunicados del ISIS poco precisos en los que asumía los ataques, la filial mediática del grupo yihadista en Deir Ezzor (provincia oriental siria) difundió un vídeo en el que Abu Lais al Qurdubi, El Cordobés, decía lo siguiente: “Con el permiso de Alá. Al-Andalus volverá a ser lo que fue: tierra de califato”.

“[Los yihadistas] no solo utilizan el término en sentido metafórico; es una meta de un horizonte muy lejano”, señala el experto Manuel Torres
El Cordobés nació hace 22 años bajo el nombre de Muhammad Yasin Ahram Pérez, de madre malagueña y padre marroquí. Detrás de él, la grabación mostraba a otro miembro del ISIS, Abu Salman al Andalusi, con un dominio muy pobre del español. Entre los expertos extrañó que, si bien los ataques en Cataluña tuvieron un gran eco mediático, el grupo yihadista no fuera capaz de contar con buenos portavoces españoles para sacar partido propagandístico. Sirva de comparación Francia, objetivo del yihadismo, que ha sufrido el eco de decenas de vídeos en los que jóvenes franceses llaman a sus compatriotas a hacer la misma “héjira” que ellos.

Al-Andalus es un referente, y España, un habitual de las proclamas yihadistas; entre ellas, la realizada por el actual líder de Al Qaeda Central, el egipcio Ayman al Zawahiri —el más prolijo en estos mensajes, según el recuento del Grupo de Estudios en Seguridad Internacional (­GESI)—, el pasado 5 de enero. El número dos de Bin Laden instó a hacer la yihad contra la “usurpación” de tierras de musulmanes como “Ceuta y Melilla”. A pesar de ello, la importancia de España o los españoles tanto en las actuales filas del yihadismo como en el listado de objetivos terroristas no se corresponde con esa obsesión por el imperio perdido. El número de españoles o residentes en España que han hecho en tiempos del ISIS esa héjira, algo más de 200, no es uno de los más significativos entre los yihadistas no árabes.

No se tiene constancia de que alguno haya accedido a puestos notables de la organización. Precisamente al auto de condena de Ben Nacer y Aboudrar se le escapa un nombre sin proteger: Achraf. Se trata de Achraf Jouied, con nombre de guerra Abu Anas Achraf al Andalusi. Es considerado una suerte de responsable desde el califato de difundir la línea de operación del ISIS en España para que actúen sus acólitos. Pero no es español, es marroquí.
En los últimos 30 años contamos tres atentados de corte yihadista: el del 12 de abril de 1985 en el restaurante El Descanso (Madrid), frecuentado por militares estadounidenses (18 muertos); las bombas en los trenes del 11-M de 2004 en Madrid (192 muertos), y los ataques de Barcelona y Cam­brils del pasado agosto(15 muertos). “Al-Andalus mantiene todavía una importancia simbólica [para los yihadistas]”, señala Amarnath Amarasingam, experto del Instituto para el Diálogo Estratégico, con sede en Londres “El hecho de que no haya habido muchos ataques en España se puede atribuir a las fuerzas de seguridad, que han detenido células y tramas antes de que maduraran”. Es lo que el Ministerio del Interior español denomina “arrestos en fases tempranas”, practicados especialmente desde que en junio de 2015 se elevase a 4 el nivel de alerta (208 arrestos).

En 2016 se registró un número récord de menciones a al-Andalus en la propaganda radical. También se han disparado desde agosto
El GESI registró un número récord de menciones a al-Andalus en la propaganda yihadista en 2016, debido, según explica el profesor Torres, a la hiperactividad propagandística del ISIS en todos los frentes. Hasta los atentados de Cataluña, 2017 era un año con pocas referencias a España, pero los ataques de la célula de Ripoll las dispararon. Torres matiza, no obstante, que estas menciones no tienen que ir forzosamente acompañadas de terrorismo. “No tienen una lectura agresiva necesariamente”, apunta, “[España] no está en el marco de las prioridades [yihadistas]”.


PERISCOPIO 18/11/2017 NACHO ALDAY - KERENSKY


PERISCOPIO

18/11/2017

NACHO ALDAY - KERENSKY

El PERISCOPIO se fundó en Barcelona y desde Cataluña se difundía en la década de los 90 hasta que el 2005, dado el rumbo de los acontecimientos, decidimos con pena abandonarla. Había un elocuente precedente histórico con el Sahara. Los hechos muestran que no nos equivocamos.

Lo que se cosecha ahora es fruto varias décadas de un gradual abandono del Estado. Según la reacción de la opinión pública, los que mandan a los que gobiernan, imprimen mayor o menor velocidad al proceso. Las interferencias rusas le han dado un nuevo impulso y las empresas que pueden optan por abandonar el barco. Otra señal que no deja lugar a dudas del carácter revolucionario del “procés” es el apoyo de la anti-iglesia a la creación de esa republiqueta autogestionaria.

Después de la incontable secuencia de traiciones que todos estamos viendo el Gobierno de Rajoy confiesa a la BBC su intención de permitir a las regiones celebrar referéndums de independencia y ya planean adaptar la Constitución para desmembrar España.
Si Kerensky fue el hombre que facilitó la caída del régimen zarista y la implantación del comunismo en Rusia, en Chile fue Frei el Kerensky chileno y ahora Rajoy es el Kerensky español.


17 de noviembre de 2017

El recado de la Unión del Pueblo Leonés a Iglesias: «Que haga un curso de Historia»

El recado de la Unión del Pueblo Leonés a Iglesias: «Que haga un curso de Historia»

El partido también califica al líder de Podemos como un «catedrático en verborrea»

MadridActualizado:

La Unión del Pueblo Leonés ha invitado, por medio de un comunicado, al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, a realizar un curso de Historia después de afirmar el martes que Castilla y León era una «comunidad histórica».
«No podemos desde UPL más que recordarle que todavía está a tiempo de matricularse en algún curso de Historia para que deje de decir idioteces históricas porque Castilla y León nunca ha existido como histórica siendo histórica la Región Leonesa por separado», reza la formación política en el comunicado.
Y es que el martes, Iglesias calificó como «comunidades históricas» a Asturias, Cantabria y, también, a Castilla y León. Dijo que estas regiones «reivindican una personalidad política propia dentro del marco del Estado». Y en un caso aparte colocaóa Navarra, que según el propio Iglesias tiene un estatuto «similar a los estados libres asociados».

«El histrionismo habitual del líder de Podemos y su ignorancia supina le lleva a este tipo de declaraciones que ponen de manifiesto sus nulos conocimientos de Historia», continúa el comunicado de UPL sobre Iglesias, a quien también califican como un «catedrático en verborrea».

El jefe del espionaje exterior ruso acusa a España de “represión política”

El jefe del espionaje exterior ruso acusa a España de “represión política”
El director de los servicios de inteligencia exterior reprocha la “brutal violencia policial” que las fuerzas de seguridad emplearon el 1 de octubre

EL PAIS -  Moscú 17 NOV 2017 - 05:26 BRST

El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, este jueves en Moscú.
El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, este jueves en Moscú. YURI KADOBNOV AFP
IN ENGLISH
El director de los servicios de inteligencia exterior de Rusia, Serguéi Naryshkin, acusó a las autoridades españolas de “represión política” contra los impulsores del referéndum de Cataluña, que fue suspendido por el Tribunal Constitucional, y reprochó la “brutal violencia policial” que las fuerzas de seguridad emplearon el 1 de octubre en algunos colegios electorales.

MÁS INFORMACIÓN
Las declaraciones del alto funcionario ruso se producen poco después de que el Gobierno de Mariano Rajoy dijese constatar la intervención de hackers procedentes de Rusia y Venezuela en la crisis catalana. Este calificó la consulta impulsada por la Generalitat como “suprema forma de expresión democrática de la voluntad popular” durante la intervención que realizó en una conferencia dedicada al 30 aniversario de la fundación del Instituto de Europa (IE). Integrado en la Academia de Ciencias de Rusia, el IE se dedica a estudiar los problemas del continente, organiza diálogos sobre ellos y es uno de los think tanks de carácter consultivo, que elabora análisis, informes e ideas para las instituciones que formulan la política exterior rusa.

Las élites europeas, dijo Naryshkin, se “continúan posicionando como ejemplares portadores de la democracia”. “Sin embargo”, continuó, “cuando en Cataluña los resultados del referéndum, como la suprema forma de expresión democrática de la voluntad popular, les resultaron incómodos, no solo se negaron a reconocerlos, sino que sometieron a los iniciadores de la votación a la represión política de hecho, y a los participantes de las acciones callejeras en apoyo de la independencia a una brutal violencia policial”.

Naryshkin mencionó Cataluña junto a otros temas en el marco de una exposición crítica sobre la política de la UE. El jefe del espionaje ruso hizo un “paralelo histórico” y una comparación “curiosa” entre el comportamiento del Gobierno español y la joven Rusia soviética, que en el otoño de 1917 concedió la independencia a Finlandia, porque era una “decisión justa desde el punto de vista histórico y verdaderamente democrática”. “Las autoridades de España, país miembro de la UE, país que se considera Estado de derecho, actuaron de otro modo”, sentenció Naryshkin.

Finlandia obtuvo su independencia el 6 de diciembre de 1917, aprovechando la revolución bolchevique y su proclamación del derecho de autodeterminación de los “pueblos de Rusia”.
Naryshkin es presidente de la sociedad de historia de Rusia, y como tal figuraba en el programa de la conferencia de aniversario del IE, cuyo anfitrión era el director del instituto, Alexéi Gromiko, nieto del legendario ministro de Exteriores soviético Andréi Gromiko.

Entre los asistentes al acto estaban el jefe de la comisión de relaciones internacionales del consejo de la Federación (cámara alta), Konstantin Kosachov, y el representante de Rusia en la OTAN, Alexandr Grushko. Los asistentes constataron el progresivo distanciamiento entre la UE y Rusia.

Naryshkin trabajó con Vladímir Putin en la alcaldía de San Petersburgo y llegó a ser jefe de la Duma estatal (Cámara baja del Parlamento), de donde pasó en otoño de 2016 a dirigir el servicio de espionaje exterior.

El funcionario subrayó que su intervención estaba “basada en el análisis de la información” que llega al servicio que dirige. Se trata, agregó, tanto de “documentos no públicos” como de “opiniones públicas” de altos cargos de la política mundial. Naryshkin matizó, no obstante, que Rusia está interesada en que la UE sea un “socio fuerte, fiable y de desarrollo estable”.

Perjudicar las relaciones
Pero esta no fue la única intervención de una autoridad rusa ayer sobre la polémica. La portavoz del ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova, dijo que las acusaciones de “injerencia rusa” en el problema de Cataluña “perjudican las relaciones” entre los dos países. “Quisiéramos que nuestros colegas españoles comenzaran a responder de sus palabras y presentaran hechos concretos”, afirmó la portavoz. “Lamentamos profundamente que la ola de campañas antirrusas que se ha desatado en los medios de comunicación occidentales haya sido respaldada en Madrid a nivel oficial en el contexto de la crisis catalana”, señaló.

Zajárova manifestó “especial perplejidad” por las palabras del ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, sobre el “supuesto interés de Rusia en debilitar a España” y reiteró que Rusia ha mantenido una posición firme sobre el tema de Cataluña. También acusó a las autoridades españolas de “ignorar los factores objetivos y de dejarse llevar de forma injustificada por acusaciones sin fundamento” que proceden de “fuentes dudosas y no embellecen a la diplomacia española”. “El único resultado de pasos como estos será el perjudicar las relaciones hispano-rusas", agregó. Preguntada sobre el aumento del número de países que se quejan de “injerencia rusa”, Zajárova afirmó que las pruebas son nulas y que las acusaciones responden a dificultades en la política interna de los países acusadores. “En lo que se refiere a España, es un absurdo. La posición rusa era precisa y la hemos confirmado en conversaciones con los españoles a todos los niveles”, dijo.

BARCELONA Y GROZNI
Tras la desintegración de la URSS, Rusia necesitó dos guerras para someter el territorio independentista de Chechenia. La primera se prolongó de 1994 a 1996 y la segunda, de agosto de 1999 a 2003, año en que aquel territorio caucásico aprobó en referéndum una constitución local que lo subordinaba a Moscú. Tras los combates y los bombardeos de dos contiendas, Grozni, la capital de Chechenia, era una fantasmal ciudad en ruinas. El jueves, cuando los altos cargos rusos criticaban la política europea, el nuevo embajador de la UE en Moscú, el alemán Markus Ederer, marcó las diferencias al comparar la Grozni de posguerra con Barcelona. “Después de que arreglemos Cataluña de un modo u otro, Barcelona tendrá mejor aspecto que Grozni. Eso sí lo puedo decir. Estoy seguro de eso, porque actuamos de acuerdo con el Estado del derecho, tal como es percibido en el conjunto de Europa”, señaló.


16 de noviembre de 2017

A ERA DA AUTONOMIA



El PSOE exige a Santamaría que explique si hay injerencias extranjeras en Cataluña y riesgos para el 21-D

La portavoz del PSOE, Margarita Robles, ayer en la sesión de control
La portavoz del PSOE, Margarita Robles, ayer en la sesión de control - EFE

El PSOE exige a Santamaría que explique si hay injerencias extranjeras en Cataluña y riesgos para el 21-D

Iglesias cree que no existe una «amenaza real» porque el Gobierno hubiera informado ya a los partidos

MadridActualizado:
El temor a que territorios extranjeros hayan influido en la crisis catalana e intenten manipular el resultado de las elecciones catalanas del próximo 21 de diciembre crece entre los partidos políticos.
Si ayer fue el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, el que exigió al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que desvele qué medidas va a tomar para evitar que esas amenazas se conviertan en realidad, hoy la portavoz del PSOE, Margarita Robles, ha registrado en el Congreso la petición de comparecencia de la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, en la Comisión de Gastos Reservados.
Robles quiere que explique la información de la que disponen el Gobierno y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) sobre «la posible injerencia de otros países en la crisis política de Cataluña, lasinvestigaciones realizadas para verificarla y las actuaciones del Gobierno ante esos países y ante las instituciones europeas en relación con dicha injerencia».
«Nos parece que esas posibles injerencias pueden ser muy importantes para la seguridad de España y de la Unión Europea, y podrían haber tenido una incidencia importante en la situación política de Cataluña. En ese marco de rigor y seguridad del Estado es importante que la vicepresidenta informe a todos los grupos políticos parlamentarios», ha reclamado. «Lo que queremos tener es información de si hay algún tipo de interferencia extranjera», ha abundado.
La petición de comparecencia va dirigida a la número dos del Gobierno por cuanto el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) está bajo su control. Por su parte, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, se ha mostrado convencido de que «si existiera una amenaza real» el Gobierno «sería suficientemente responsable para informar» a los partidos con representación parlamentaria a través de la Comisión de Secretos Oficiales del Congreso.
Ha asegurado que el Ejecutivo no ha usado esta vía y que «no creo que informe» por lo que ha dejado ver que no otorga credibilidad a los temores expresado ayer en la sesión de control por el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.
En esta línea, ha considerado que la clase política debería adoptar una posición «prudente» respecto a «la vulnerabilidad del país ante ataques exteriores», instando a «mantener la calma y pensar en la responsabilidad de Estado».
El director general del Instituto Nacional de Ciberseguridad de España (INCIBE), Alberto Hernández Moreno, ha comparecido hoy en el Congreso de los Diputados donde ha advertido que la ciberseguridad «es un reto para la seguridad nacional».
«Venimos trabajando intensamente en los últimos años en la mejora de la ciberseguridad en el ámbito de los ciudadanos, el sector privado y las administraciones públicas» ha reconocido, sin querer contestar a las preguntas relacionadas con las presuntas injerencias extranjeras en la crisis catalana o las amenazas antes el 21-D.
En clave general, también ha advertido de que hay que entender el ciberespacio «como un dominio tan real como el espacio físico en el que nos movemos» de manera que «todo tipo de amenazas que podemos conocer y entender en el ámbito físico se pueden materializar en el ciberespacio porque tienen unas características que lo hacen atractivo». Entre ellas, ha prevenido sobre el anonimato que rodea las actuaciones en el ciberespacio porque hace que la atribución de los hechos sea muy difícil.

Hernández Moreno sí ha apuntado que el número de incidentes gestinados por este organismo «ha ido creciendo en los últimos años». A su juicio, por la mejora de las capacidades para detectar lo que ocurre en España y por el aumento de la concienciación de la sociedad. Estos ataques, ha señalado, responden a motivaciones económicas.